sábado, 11 de diciembre de 2010

Fundamentos de FD: La velocidad de obturación: El barrido.

Hoy, por primera vez en lo que llevo de blog, me permito hablar de la primera técnica. Es una técnica que exige cierto conocimiento de la cámara y un poco de destreza. La técnica en cuestión fue "inventada", por llamarlo de alguna manera, por Jacques-Henri Lartigue; un pintor y fotógrafo francés de mediados del siglo XX. Éste descubrió éste singular efecto usando una máquina fotográfica de placas y sujetándola a mano, lo que lo hace, bastante más difícil, por cierto.

La técnica del barrido da como resultado una imagen con una potente sensación de dinamismo, en ésta imagen, veremos al sujeto que debería estar moviéndose perfectamente enfocado y el fondo distorsionado de una manera muy peculiar (lo que le da el nombre a la ténica).


"Grand Prix de Circuit de la Seine"
Uno de los primeros barridos de Lartigue.

Existen dos clases de barridos, en función de hacia donde dirija el movimiento. El primero de ellos es el más común, el barrido horizontal o barrido a secas; mientras que el otro es conocido como barrido vertical o basculamiento, mucho más infrecuente.

Para la realización de ésta técnica emplearemos en primer lugar y si tenemos posibilidad una focal larga, a partir de 70mm, ya que esto nos mantendrá alejados del motivo suficiente como que éste se encuentre lo más paralelo a nosotros durante toda la toma. También porque las focales largas tienen una profundidad de campo menor, difuminando así los fondos y, por tanto, éstos quedarán bastante menos agresivos en nuestra toma. Pero ésto no es necesario, sólo es un consejo.

Después, escogeremos una velocidad de obturación lo suficientemente lenta como para que, en una toma normal, los objetos en movimiento no queden congelados; pero a la vez suficientemente rápida como para que no la trepidemos con la cámara en la mano. Esto puede sonar contradictorio con la técnica, pero al aplicarla hay que tener en cuenta que invertiremos los sujetos estáticos y dinámicos de la imagen. ¿Qué velocidades son tan lentas y a la vez tan rápidas? Las que oscilan alrededor de 1/60 seg. en función de la distancia focal y de la velocidad del objeto, por eso muchas veces tendremos que hacer pruebas.

Así pues, una vez ajustado el tiempo de exposición que queremos y elegida la focal que usaremos para disparar, sólo nos queda ajustar el fotómetro por el diafragma.

A partir de aquí, encuadraremos el objeto que esté en movimiento y lo "anclaremos" en una posición siguiéndolo con la cámara mientras éste se mueve y disparando cuando nos convenza la toma. Continuaremos apuntando al sujeto que estamos fotografiando mientras se ejecuta la toma y un poco después, lo que evitará trepidaciones en otro sentido que no sea el pretendido.

Para éste tipo de fotografías es recomendable el uso de trípode, ya que nos ayuda a mantener un plano uniforme. Aunque no son para éste cometido (si no para fotografía de paisajes), pero también se pueden usar para este tipo de fotografías los cabezales para trípode de doble bloqueo independiente.


Rótula Benro HD-38 3D

1 comentario:

  1. Puede servir para fotografías panorámicas controladas ?
    Gracias

    ResponderEliminar